La contaminación del aire causa una “enorme” reducción de la inteligencia, según nuevas investigaciones, lo que indica que el daño a la sociedad del aire tóxico es mucho más profundo que los conocidos impactos sobre la salud física. La investigación se llevó a cabo en China, pero es relevante en todo el mundo, con un 95% de la población mundial respirando aire inseguro. Encontró que los altos niveles de contaminación conducían a caídas significativas en los puntajes de las pruebas de lenguaje y aritmética, con un impacto promedio equivalente a haber perdido un año de educación de la persona.

“El aire contaminado puede hacer que todo el mundo reduzca su nivel de educación en un año”, dijo Xi Chen, de la Escuela de Salud Pública de Yale, en Estados Unidos, miembro del equipo de investigación. “Pero sabemos que el efecto es peor para los ancianos, especialmente los mayores de 64 años, y para los hombres, y para aquellos con baja educación. Si calculamos[la pérdida] para esos, pueden ser unos pocos años de educación”.

El aire contaminado nos perjudica

Investigaciones anteriores han encontrado que la contaminación del aire daña el desempeño cognitivo de los estudiantes, pero éste es el primero en examinar a personas de todas las edades y la diferencia entre hombres y mujeres.

El daño en la inteligencia fue peor para los mayores de 64 años, con graves consecuencias, dijo Chen: “Normalmente tomamos las decisiones financieras más críticas en la vejez”. Rebecca Daniels, de la organización benéfica británica de salud pública Medact, dijo: “Los hallazgos de este informe son extremadamente preocupantes.”

La contaminación del aire causa siete millones de muertes prematuras al año, pero el daño a la capacidad mental de las personas es menos conocido. Un estudio reciente encontró que el aire tóxico se relacionaba con una “mortalidad extremadamente alta” en personas con trastornos mentales y un trabajo anterior lo relacionaba con un aumento de la enfermedad mental en los niños, mientras que otro análisis encontró que aquellos que vivían cerca de carreteras transitadas tenían un mayor riesgo de demencia.

El nuevo trabajo, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias), analiza pruebas lingüísticas y aritméticas realizadas como parte de los estudios del panel de la familia china sobre 20.000 personas en todo el país entre 2010 y 2014. Los científicos compararon los resultados de las pruebas con los registros de contaminación por dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre.

Descubrieron que cuanto más tiempo se exponía a la gente al aire sucio, mayor era el daño a la inteligencia, con la habilidad del lenguaje más dañada que la habilidad matemática y los hombres más dañados que las mujeres. Los investigadores señalaron que esto podría deberse a diferencias en la forma en que funcionan los cerebros masculinos y femeninos.

Derrick Ho, de la Universidad Politécnica de Hong Kong, dijo que el impacto de la contaminación del aire en la cognición era importante y que su grupo tenía hallazgos preliminares similares en su trabajo. “Se debe a que la alta contaminación del aire puede estar potencialmente asociada con el estrés oxidativo, la neuroinflamación y la neurodegeneración de los humanos”, dijo.