Son muchas las situaciones en la vida en la que todo padre se pregunta cuándo debería llevar a su hijo al psicólogo, pero lo fundamental es saber el estado de ánimo a lo largo de las diferentes etapas de su vida para pedir ayuda en cuanto se lo necesite.

Cuando un niño cambia la manera de relacionarse, se lo observa triste y desamparado, sin lugar a dudas, ha llegado el momento de llevarlo a especialistas en psicología infantil. Precisamente, muchas patologías comienzan en edades tempranas, por lo tanto, resulta ser fundamental prestar atención y consultar con un profesional idóneo en caso de que acontezca cualquier clase de cambio que signifique incomodidad o sufrimiento.

La importancia de la psicología infantil

La importancia de recibir un tratamiento eficaz de manera inmediata puede hacer que disminuya de manera significativa las probabilidades de empeoramiento en cualquier clase de psicopatología. Sin embargo, siempre que no se trate a tiempo y de una manera adecuada, las consecuencias pueden ser absolutamente negativas y los síntomas pueden irse agravando con el paso del tiempo.

Por lo tanto, el diagnóstico y tratamiento en edades tempranas resultará fundamental. Aunque en diversas ocasiones puede ser de gran ayuda a consultar a miembros de la familia o bien a amigos, lo ideal es que si existen síntomas claros se deberá consultar con un profesional a fin de que otorgue un diagnóstico adecuado y un tratamiento temprano para minimizar al máximo los efectos negativos.

¿Cuáles son los diferentes trastornos que se pueden iniciar en la infancia?

Los diferentes trastornos psicopatológicos que pueden desarrollarse en la infancia son los siguientes:

  • Retraso mental
  • Trastorno generalizado del desarrollo
  • Trastorno de la comunicación
  • Trastorno de la conducta
  • Trastorno de la personalidad
  • Trastorno del aprendizaje
  • Trastornos por déficit de atención
  • Trastornos alimenticios

Si se sospecha que el niño padece de cualquier de los trastornos mencionados a priori, es fundamental que recurra a un profesional de la salud de manera inmediata.

Síntomas que pueden presentar los niños con trastornos

Alguno de los síntomas más habituales que por lo general tienen los niños con alguna clase de psicopatología son los siguientes:

  • Pesadillas frecuentes
  • Problemas para conciliar el sueño
  • Agresividad
  • Comportamiento extraño
  • Miedo irracional
  • Falta de apetito
  • Desconexión con la realidad
  • Comportamiento regresivo
  • Problemas de atención
  • Falta de respuesta emocional
  • Hiperactividad
  • Hablar solo
  • Alucinaciones
  • Desánimo
  • Irritabilidad

Además, es importante agregar que ante cualquier llamado de atención puede haber una respuesta exagerada, lo cual puede ser un claro síntoma de que algo no funciona como debería, por lo tanto, siempre es necesario estar atentos ante cualquier clase de malestar que pueda estar sintiendo el niño. Es importante destacar, que el bienestar psicológico de un individuo deberá ser garantizado desde los primeros años de vida.