Carlos Arancibia Cáceres 11 julio, 2008 • 3:47

Hola amigos del Sol y Lluvia. Mi nombre es Carlos Arancibia y por casualidad llegué hasta esta página buscando, recién, su música. No creo recuerden una visita que hicieron a Quillota el año 1999, día en que llegaron a la casa de mi abuelo hoy ya muerto. Yo ya tengo 31 años, y con harto esfuerzo me he titulado de comunicador audiovisual. Llegaron ustedes luego de una tocata en el parque Aconcagua de Quillota a la casa. Me pareció buena idea mandar un comentario, y bueno, recuerdo con nostalgia ese encuentro, un lindo recuerdo para mí de ustedes, y del abuelo Nemesio.
Ojalá no les parezca mal, pero aquí les envío un par de cuentos que he escrito hace ya un tiempo atrás y que me gustaría compartir con ustedes…

Este se llama…
Crece la maleza.

Conocer el ayer, para ver si camino a algún sitio,
al volver a creer que sembraron su ritmo de himno.
Quiero olvidar que un día se fueron mis vidas
al verme jugar, a que lo encuentro primero,
a que voy a vomitar un escudo pasajero,
para ver tu más allá…
Ya no quiero respirar,
miro el fruto, el humo negro,
el oxígeno al clonar
se transforma en elemento, como un duplicado más,
ahora entiendo que los cuentos
ya no entienden de verdad.
Una semilla a la fuerza se ha quedado en la razón
y espera llegue su siembra,
se ve un cambio florecer señor.
Una camisa de fuerza como una flor se dejó,
ya nadie toca la puerta
porque esa flor germinó.
Una sonrisa de alerta dejó en el viento mi voz,
y una semilla ´e maleza
crece en mi suelo señor.

y este otro…
Parlamentarias 2001.

Días de cambio de vida y de elección,
votan al tiempo, votan espinas
y se siente mi voz,
muestra el orgullo su ruta
y marco en mi voto al pudor,
es que vivo entre murmullos,
es que vivo junto a Dios.
Día domingo de misa, día ´e descanso,
un día como hoy
se hace gigante tu risa, se hace gigante mi amor,
veo mi gente dormida, su sueño es un camaleón,
veo mi gente podrida
y la vida camina entre puro smog.
Creció por dónde…,
nace de dónde su verdor, su sabor y su sol
en un rincón,
con su alma doble como la de un conde,
de esos pobres, porque el hombre…
se destruye y se hace mina como con el cobre.
A dónde vamos mi buen hermano
si del pasado somos esclavos,
porque si vamos a algún lado…
nos saludamos como hermanos.

Puede que ustedes no recuerden ese momento bajo el parrón del “Mecho”, yo lo atesoro como uno de los momentos más lindos que he vivido. Si este mensaje lo lee alguien, Amaro, Johny, Harley, quien sea…, un abrazo.
atte.
Carlos Arancibia Cáceres.

Responder


Estocolmo

20 de Noviembre de 2004

”SOL LLUVIA” de visita en Suecia

Texto Martin Miranda

Notas musicales se mezclaron para hacer recordar a todos los que ahí estábamos apreciando esa maravillosa y casi nostalgica música para algunos…. Voces que despertaban los sentidos….instrumentos que latian con el corazón y tambien la pena de Arauco. Inspiración para muchos otros músicos. Hoy comprendo porque Sol y Lluvia es una tradición nuestra en la que se recogen los más diversos sentimientos. Sonó la quena, la guitarra y el charango, se sintio la lluvia, el sol, la rabia y tambien la esperanza… yo me preguntaba, ¿que hago aquí? Aún no tengo la respuesta, pero les aseguro que fue una experiencia única sentirse aquí y allá y tambien jóven. Espero que los próximos concierto en Suecia, Gotemburgo, Malmö, Växjö y otras ciudades, logren el mismo ambiente que se logró en éste el primer concierto de la gira por Suecia y mantengan los músicos su nivel. Sol y lluvia es uno de los buenos grupos, que el Chile de hoy necesita.

SOL Y LLUVIA, conjunto que nace el año 1976 y conformado por los hermanos Amaro (guitarra y voz) y Charles Labra en percusión, al que luego se les unió como bajista Johnny Labra en 1983. Durante los setenta el grupo realiza pequeñas, presentaciones con un fuerte sello de denuncia y protesta social. Sus primeras grabaciones como mucho otros músicos en chile durante esa epoca son artesanales y muy precarias en cuanto a instrumentos, pero solidas, fuertes y muy claras en cuanto a lo que se queria decir. Hoy componen Sol y Lluvia, Amaro Labra (Guitarra y voz) Jonny Labra (Bajo), Harley Labra (Batería) Marcelo Concha (Quena, Charango,Zampoña y coro) y Patricio Quilodrán ( Quena, Zampoña, Charango y voz)

Sin duda alguna el fuerte de Sol y Lluvia son sus presentaciones en vivo, es un grupo para tocar con la gente, la interaccion constante entre el público y el grupo, se cultiva a nivel de jardineria, lo cual quedó muy bien demostrado en el Concierto de Estocolmo.
Un solo de percusión fue una buena y excelente experiencia. (Será una partida?)

El concierto fue uno de los mejores que he presenciado en Estocolmo durante los últimos años, de un grupo chileno y no por el tipo de música con el cual no estoy muy familiarizado, sino por la convincente calidad, concecuencia y contacto que mantiene Sol y LLuvia con su publico.

Pese a algunas deficiencias sonoras propias producidas por el apuro de instalación (sobre todo si no quedan bien regulados), el nivel de expresividad y precisión que se apreciaba en la interpretación de Sol y LLuvia fue altisimo.

Creo que tengo algunas consideraciones de utilidad, oportunidad y una clara percepción de las posibilidades de éste grupo, debieran integrar y profundisar también en sus principios musicales algun número meramente instrumental, o bien solo destacando algún instrumento com o la guitarra, la quena, el bajo, el charango, percución ( el solo de bateria fue muy buo). La capacidad existe y suenan bien.
Llevar al público a otro plano, donde los asistentes fueran los encargados de mantener el balance como cuando Amaro interpreta sus canciones, ese contacto seguramente tambien se da en una interpretación meramente instrumental. Intententelo.

Fue una tarde para bañarse de un real contenido… con el concierto. Al terminar mil aplausos volaron fuera del teatro, fueron de viejos y jovenes, que IMPEDIAN el merecido descanso de los músicos, pedian, querina más, fue agradble, fueron aplausos que toda conseguridad llego a los artistas, más allá de lo previsto, más no se podia regalar fue la real acción de reciprocidad, el real reconocimiento de la comunidad latina – se escucho un Viva Uruguay!!! -aplausos, y la chilena en particular, que le brindaron a Sol Y Lluvia en su paso por Estocolmo. Fue coronar un buen sábado y con toda certeza fueron muy buenas bibras para ellos en debut de la gira por Suecia. muy bien Sol y lluvia
Existe una nueva oportunidad de ver y disfrutar de éste conjunto. Concierto de despedida, sábado 20 de noviembre en Estocolmo


www.cooperativa.cl – Miércoles 8 de septiembre de 2004

Amaro Labra dijo que el promedio de edad de sus seguidores no supera los 25 años, gracias a la incorporación de un número creciente de fanáticos adolescentes.

El líder de Sol y Lluvia, Amaro Labra, señaló que el número creciente de jóvenes que se han convertido en fanáticos del grupo da cuenta de la vigencia de las temáticas y el estilo de su música, que mezcla la guitarra eléctrica con quenas, zampoñas y charango.

“Lo que más me impresiona es que ha habido un crecimiento sostenido (de seguidores) y ese crecimiento yo lo veo reflejado en que hoy día tenemos un público que no supera los 25 años (en promedio)”, dijo el cantante y guitarrista en entrevista con Libre Acceso.

“Eso me dice muy bien que lo que hacemos está vigente, que hay un hambre por conocer la historia y por canciones de presente y de futuro que es el trabajo que nosotros estamos realizando”, agregó.

A lo largo de su carrera los intérpretes de “Un largo tour” se han caracterizado por componer canciones en contra de la dictadura, el imperialismo y la guerra, y en el último tiempo por otras en las que critican lo que ellos denominan la dictadura económica que se heredó del régimen pinochetista.

El artista aseguró que, pese a los cambios que ha introducido la Concertación en materia social, todavía persisten problemas en la distribución del ingreso y la inequidad en el acceso a la salud y la educación. Afirmó que la molestia por estos temas en los jóvenes ha ayudado a mantener la vigencia del grupo.

El cantante además fue consultado por la sensación que le reportó a la banda el trabajar por primera vez con una multinacional, tal como hicieron para editar su placa “La conspiración de la esperanza” (2003), en vez de continuar con el sello nacional Alerce.

“Pusimos todas las condiciones porque el disco era nuestro, no era de Universal porque teníamos muchos líos de recursos para poder hacer el disco y fue como aprender a andar a caballo, montarse en el caballo que aprendió usar el mapuche contra el imperialismo español” dijo el artista.

Grupo rendirá un homenaje a Víctor Jara

Amaro Labra señaló que su banda aprovechará el concierto que efectuará el viernes 10 de septiembre en el Estadio Víctor Jara para rendir un tributo al asesinado cantautor, cuyo cuerpo apareció acribillado el 16 de septiembre de 1973, tras permanecer varios días detenido en el ex Estadio Chile.

“La fecha es descaradamente elegida, nos interesa terminar a las doce de la noche y rendir un homenaje a Víctor Jara que fue asesinado en ese lugar y que para nosotros es el padre de la canción con contenido político, social y humano que nosotros hacemos”, sostuvo.

Las entradas tienen un valor de 2.500 pesos si se compran en el local 125 de la Feria Artesanal de Santa Lucía o en las boleterías del Estadio Víctor Jara, y con un recargo si se adquieren en la Feria del disco o en Almacenes París.


Roberto Avilés Cañón 10 febrero, 2011 • 14:26

compañeros, sololes escribo para regalarles esta crónica que tien que ver con uds. y con esa epoca de los 80′s de muchos…leanlo y ojalá agrade…DICE ASÍ:

En un Largo Tour (Tributo en Líneas…)

Si bien yo tendría unos diez u once años en ese entonces, recuerdo que en jornadas sabatinas a eso de las nueve o diez de la mañana comenzábamos a caminar por nuestras calles locales junto a mis papás y mi pequeña hermana en dirección a la antigua ‘’panamericana’’ en donde nos arremolinábamos en una marcha-carnaval que para mi percepción de niño era entretenidísima.
Largos trayectos se trazaban por esos años en donde las personas (adultos) anhelaban llegará el tan ansiado derrocamiento a la dictadura militar, y en Pro de eso evoco que se manifestaban con cánticos, pancartas, los clásicos panfletos de papel rosado, amarillo o blanco con dibujos alusivos a la oposición de ese mandato, o como olvidar las típicas ‘’chapitas del NO’’ –quien no colgó una de esas y la llevó con orgullo- y uno como cabro chico gritando frases como ‘’¡Y va caaaeeer!…’’ o esa que al menos para mí; aun me prende ‘’el pueblo unido, jamás será vencido…’’definitivamente te sentías la raja, como parte de alguna revolución de un juego entretenido y con actitud cómplice a tus familiares y a la atmosfera generalizada.

Todo esto se conjugaba con actos culturales in-situ mientras el recorrido seguía su marcha al objetivo final del día (citado más adelante) aparecían los infaltables vendedores de helados, completos, bebidas, etc. Tus viejos típico se encontraban con algún conocido, se abrazaban, conversaban de la actualidad del momento y uno seguía marchando con una izada bandera de algún sector político y creándonos de a poco a conocer nuestra historia de país, pero como niños.

Muchas veces mi papá cargaba a mi hermana en sus hombros cuando ya estaba media rendida y nosotros con mamá seguíamos enfiestados y esperando llegar al típico y tremendo parque André Jarlán, ahí en Avenida Departamental con panamericana, o también el contexto en ocasiones podía ser en el Parque O’Higgins (fiesta de los abrazos), Parque Brasil, etc.
En donde entrada la tarde-noche se iluminaba un típico escenario que albergaba a animadores eufóricos, grupos folclóricos, danza, algo de rock, etc.
Pero que sin duda el plato fuerte era esa gran banda más contestataria de la época (a mi juicio) no tan técnica en su ejecución musical ni metódicos como Inti o Quilapayún, pero altamente energética, motivante y que hacia saltar hasta el mas cansado entre polvo, personas, sudor y uno que otro perrito curioseando en el lugar, SOL y LLUVIA se encargó de crear esos cantos típicos de marcha, contagiarnos de buena onda y convencernos a nosotros como cabros chicos que éramos, que dichas marchas multitudinarias eran cosa normal y llena de diversión por esos años…y que había que estar presentes en dichos actos.

Recuerdos imborrables de infancia y familia, y que al igual que muchas otras familias (valga la redundancia) criaron a sus hijos al son de jolgorio y compromiso por ese tan ansiado sueño del NO…que caló profundo en el crecimiento de toda una nueva generación.

Y que simplemente hoy jueves 10 de febrero del 2011 recordé como si hubiese sido ayer…justamente escuchando ese clásico llamado ‘’en un largo tour’’

Saludos a todos los que fuimos niños en la época, a nuestros padres por hacernos participes, y a ese campañón llamado NO por habernos dejado ‘’algo’’ por siempre en cada uno de nosotros…

Texto creado por Roberto Avilés Cañón.

Responder


Hola amigos del Sol y Lluvia. Mi nombre es Carlos Arancibia y por casualidad llegué hasta esta página buscando, recién, su música. No creo recuerden una visita que hicieron a Quillota el año 1999, día en que llegaron a la casa de mi abuelo hoy ya muerto. Yo ya tengo 31 años, y con harto esfuerzo me he titulado de comunicador audiovisual. Llegaron ustedes luego de una tocata en el parque Aconcagua de Quillota a la casa. Me pareció buena idea mandar un comentario, y bueno, recuerdo con nostalgia ese encuentro, un lindo recuerdo para mí de ustedes, y del abuelo Nemesio.
Ojalá no les parezca mal, pero aquí les envío un par de cuentos que he escrito hace ya un tiempo atrás y que me gustaría compartir con ustedes…

Este se llama…
Crece la maleza.

Conocer el ayer, para ver si camino a algún sitio,
al volver a creer que sembraron su ritmo de himno.
Quiero olvidar que un día se fueron mis vidas
al verme jugar, a que lo encuentro primero,
a que voy a vomitar un escudo pasajero,
para ver tu más allá…
Ya no quiero respirar,
miro el fruto, el humo negro,
el oxígeno al clonar
se transforma en elemento, como un duplicado más,
ahora entiendo que los cuentos
ya no entienden de verdad.
Una semilla a la fuerza se ha quedado en la razón
y espera llegue su siembra,
se ve un cambio florecer señor.
Una camisa de fuerza como una flor se dejó,
ya nadie toca la puerta
porque esa flor germinó.
Una sonrisa de alerta dejó en el viento mi voz,
y una semilla ´e maleza
crece en mi suelo señor.

y este otro…
Parlamentarias 2001.

Días de cambio de vida y de elección,
votan al tiempo, votan espinas
y se siente mi voz,
muestra el orgullo su ruta
y marco en mi voto al pudor,
es que vivo entre murmullos,
es que vivo junto a Dios.
Día domingo de misa, día ´e descanso,
un día como hoy
se hace gigante tu risa, se hace gigante mi amor,
veo mi gente dormida, su sueño es un camaleón,
veo mi gente podrida
y la vida camina entre puro smog.
Creció por dónde…,
nace de dónde su verdor, su sabor y su sol
en un rincón,
con su alma doble como la de un conde,
de esos pobres, porque el hombre…
se destruye y se hace mina como con el cobre.
A dónde vamos mi buen hermano
si del pasado somos esclavos,
porque si vamos a algún lado…
nos saludamos como hermanos.

Puede que ustedes no recuerden ese momento bajo el parrón del “Mecho”, yo lo atesoro como uno de los momentos más lindos que he vivido. Si este mensaje lo lee alguien, Amaro, Johny, Harley, quien sea…, un abrazo.
atte.
Carlos Arancibia Cáceres.


UN LARGO TOUR …

El comienzo de la década de los setenta se presenta con el impulso de fuertes cambios. La revolución cubana y el levantamiento de Mayo del 68’ en París, impulsado por los estudiantes universitarios y la guerra de Vietnam, que ya alcanzaba su máxima virulencia, forjan una mirada muy crítica hacia los procesos sociales imperantes.

El golpe militar de 1973 y la instauración de la dictadura desarman a una juventud organizada y opinante. La oscuridad y el miedo hacen su estreno en sociedad, provocando el silencio, el exilio y la muerte.

Es así como inspirados en la fuerza de la naturaleza nace: SOL Y LLUVIA, elementos que contraponen estados, pero que a la vez unifican el ciclo de la vida.

En 1978 una guitarra acústica y un bombo legüero acompañan la primera etapa del grupo. Grabaciones artesanales como Canto Libre (1980) y, posteriormente, Canto más Vida (1986) son el reflejo de la época más dura; canciones y propuestas, comienzan a golpear conciencias pidiendo permiso para entrar.

Las melodías andinas ya empezaban a dejarse oir; sindicatos en ciernes y grupos universitarios cobijados en el anonimato invitaban a los hermanos Labra a compartir sus veladas. A pesar del miedo y la desazón, el mensaje de acción de paz se iba expandiendo como forma alternativa de luchar contra el poder absoluto de Pinochet.

Durante esta época graban Desatando Esperanzas (1987) y Más Personas (1988); las letras son reflexiones que no sólo denuncian, sino que también proponen; la banda solidifica su sonido y su concepto.

Los espacios ganados eran cada vez mayores, La Radio Umbral y el Café del Cerro son íconos de aquel tiempo. Se amplía un circuito que viera la luz en las poblaciones de Santiago.

En 1988 se vota el plebiscito. Durante esa época Sol y Lluvia viaja a Canadá y conoce más de cerca el fenómeno del exilio. A su vuelta en 1989, el grupo edita su sexto disco Sol y Lluvia enVivo y unos meses después la concertación gana las elecciones presidenciales.

En 1990 realizan un gran y emotivo concierto: Adiós General, en el Estadio Santa Laura, cerrando un ciclo importante que coincide con el término simbólico de una de las etapas más tristes de la historia de Chile.

El año 93’ graban Hacia la Tierra. El grupo inicia un camino de introspección, el sonido coquetea cada vez más con estructuras melódicas y las letras se tiñen de metáforas.

Con ese disco recorren Santiago y el país, su polémica carátula original, los miembros de la banda desnudos saliendo de un lago del Sur, no deja indiferente a nadie. Sol y Lluvia se hace

Fuerte en un nuevo público. Los hijos de aquellos les veían en las sedes parroquiales, universidades y cuanto lugar se prestara para exponer su canto durante el periplo 70 – 80, comienzan a repletar estadios y parques.

Después de este peregrinaje, deciden dar un gran paso y congregar a más de cincuenta mil personas en el Estadio Nacional. Obviamente el grupo estaba completando un gran ciclo y estaba corroborando que en esta búsqueda, en este reencuentro con las raíces, no estaban solos. El nuevo escenario trae desafíos importantes y el primero es la grabación de un nuevo disco.